Dos paises y dos experiencias distintas

Mi labor como Embajador de Venezuela- Lapso 1.989 1.999

Por Lisan Stredel Balliache

Lisan Stredel Balliache

Durante mi carrera como diplomático en el Servicio Exterior, tuve la oportunidad de vivir y trabajar en varios países, con los cuales Venezuela mantenía relaciones diplomáticas.  Puedo afirmar que fueron excelentes destinos. El país receptor te ofrece alternativas para desarrollar un buen trabajo, y a la vez, uno mismo las puede profundizar y optimizar. Un cargo o destino diplomático lo moldeas  para hacerlo mejor, de ello depende mucho que la gestión bilateral sea efectiva   

 En cada uno de estos países, los vínculos y relaciones con los diversos sectores locales en los cuales ejercí el oficio, fueron positivos. Con las Cancillerías, con el sector público, así como con el privado.  Educación. Universidades. Partidos Políticos. Arte y Cultura.

Me gustaría referir mi experiencia en dos de los países, en los cuales trabaje.

  1. En la Federación   de San Cristóbal y Nevis, fui Embajador durante el periodo 1989- 1995.
San Cristóbal y Nevis

La Federación fue colonia británica hasta cuando se declaró su Independencia, en 1983. Forma parte del Commonwealth y el Gobernador General representa a la Reina de Inglaterra, quien es el Jefe de Estado. El Jefe de Gobierno es el Primer Ministro.

 En la oportunidad de mi designación como Embajador en SKN, tenía como respaldo el haber trabajado en la Dirección de Cooperación con el Caribe y Centroamérica, del Ministerio de Relaciones Exteriores. De manera que esta experiencia me ayudo muchísimo para establecer una buena relación con el país receptor. En la Cancillería, en la Dirección de Cooperación siempre se contó con un personal de Carrera o de Comisión, que se ocupaba de elaborar una programación anual de asistencia técnica, con los países del Área. Este  se realizaba en base a las necesidades y prioridades de cada Estado.  Es decir, en El Ministerio se diseñaba un plan que contenía áreas de cooperación prioritarias, con los diferentes Estados de la Región. Estos programas o se llevaban a cabo en el Estado receptor, o en Caracas. En este caso la Cancillería asumía todos los gastos de viajes y manutención de los beneficiarios.  Estos planes se hacían en colaboración con distintos entes de la administración publica, de la cultura, universidades, del sector privado y con profesionales, de manera individual, de acuerdo a la especialidad requerida.

Es importante indicar que Venezuela era miembro  donante del Banco de Desarrollo del Caribe, con sede en Barbados. Venezuela tenía un Representante Principal (FIV-BCV) y un Alterno, de Cancillería.  Yo tuve esa responsabilidad, cuando trabajé en la Dirección de Cooperación con el Caribe.

Asimismo, en todos los estados independientes del Caribe funcionaban Institutos para la Cultura y la Cooperación.  En estos centros se ensenaba el castellano, el titular era un profesor egresado del Pedagógico Nacional, o de las Escuelas de Idiomas de universidades venezolanas. Asimismo, se contaba con el apoyo de profesores, con conocimientos del español contratados localmente.  En las sedes de los Institutos también se organizaban y dictaban los cursos aprobados, en la programación anual, del Ministerio de Relaciones Exteriores. La fuente financiera para realizar estas actividades, formaba parte del presupuesto anual de Cancillería, PROCA.

Con todo este apoyo, pudimos realizar un buen trabajo de equipo, en la Embajada de Venezuela en San Cristobal y Nevis. ( SKN)  En esa época  en la capital de la Federación Basseterre, la otra Misión Diplomática residente  era la de Taiwán.

Durante mi permanencia en SKN,1992, hizo una visita oficial el entonces presidente de Venezuela, Carlos Andrés Pérez.  Fue invitado por el Caricom, para la Cumbre Anual de esa Organización. En esa oportunidad se firmó un Acuerdo de Cooperación Técnica, sin reciprocidad, entre Venezuela y Caricom.

En estos años de gobierno de la Revolución Bolivariana, no conozco como procede la relación bilateral con los Estados del Caribe Oriental. Embajadas, Institutos de Cultura y Cooperación, y Banco de Desarrollo del Caribe.

Con anterioridad, el vínculo con los Estados Independientes del Caribe Oriental se fundamentaba en la cooperación, la solidaridad y sobretodo una relación soberana y de respeto, con esos países.

La política de Cooperación de Venezuela con la Región, fue pionera y de referencia, en el Continente. En ese periodo éramos el único país con Embajadas residentes en todos los estados independientes del Caribe Angloparlante. Después creo, hubo iniciativas bilaterales por parte de Colombia y México.

Mi Jefatura de Misión finalizo a mediados de 1995

2- El siguiente destino fue un país nórdico, Finlandia. Diferente y  una experiencia en mi caso, optima. 1995-1999.

Finlandia

Las relaciones diplomáticas entre Finlandia y Venezuela se establecieron en 1954.  A nivel de Embajadores residentes, en ambos países, se formalizaron en 1968. Tanto en Helsinki  como en Caracas , la dos Embajadas funcionaron con un Embajador como Jefe de Misión, hasta hace poco tiempo.

Para mi ciertamente fue un reto servir en un país tan lejano y distinto.  En mi caso pase “del calor, al frio” con mayúsculas, sin intermedios, ni pausas. Fue una oportunidad única. Incluso la posibilidad de al menos aprender conocimientos básicos de ese idioma tan complicado, como es el fines.

En todo caso creo que entre con buen pie y en el momento adecuado. Finlandia recién entraba como miembro pleno, en la Unión Europea, y esto significaba no solo meterse en Europa de lleno, sino también abrirse más, al mundo más allá de ese Continente. En el periodo en el cual serví en ese país, el Jefe de Estado era el Sr. Marti Ahtisaari, 1994-2000, quien tiempo después fue galardonado con el premio Nobel de la Paz 2008, por sus gestiones, contribución   y resolución, en África, Asia y Europa. Es decir en Namibia, los Balcanes y Aceh –Indonesia. El presidente Ahtisaari había sido designado, en 1978, Representante Especial del Secretario General de Naciones Unidas, para Namibia. Entre 1989 y1990 jugó un papel fundamental en la Declaración de Independencia de Namibia. Venezuela formo parte del Consejo de Namibia, de Naciones Unidas, razón por la cual el presidente Ahtisaari  conoció y trabajo  con altos funcionarios diplomáticos venezolanos.  La Ministro de Relaciones Exteriores era la Sra. Tarja Halonen.  La Sra Halonen fue posteriormente electa Presidente de la Republica de Finlandia , periodo 2000-2012.

El conocimiento reciproco entre Finlandia y Venezuela se había ido afianzado con el trabajo realizado tanto por los diferentes Embajadores finlandeses acreditados en Caracas, como por la contraparte venezolana, en Helsinki. De manera que me toco continuar la buena labor de  mis antecesores.

A pesar de las diferencias que pueda haber entre nórdicos y latinos, la adaptación fue más sencilla de lo que pensaba. Se dice que el idioma fines tiene semejanzas con el húngaro. En todo caso, es un país bilingüe, el fines y el sueco son ambas, lenguas oficiales. Por  la dificultad del idioma, creo, los finlandeses hablan al menos una lengua adicional, inglés o francés. En la Dirección de América, escritorio Venezuela, del Ministerio de Asuntos Exteriores los funcionarios hablaban castellano. En mi caso particular hice el esfuerzo  de recibir clases de fines, durante los 4 años de mi Servicio, en ese país. Algo aprendí.

La experiencia en Finlandia fue de las mejores.  Después de la presentación de Cartas Credenciales, ante el Jede de Estado, la Cancillería facilita una lista de las personas e instituciones que sugieren se deben visitar y establecer contactos.  Ministerios, Universidades, Partidos Políticos, asociaciones privadas de industria y comercio, centros culturales, además claro está, de las visitas de cortesía a los Jefes de Misión, acreditados y con cuyos países Venezuela mantenía relaciones diplomáticas.

En la oportunidad de mi Misión, y como parte de mi trabajo de dar a conocer más sobre Venezuela, viaje a otras ciudades finlandesas, para ofrecer charlas sobre el país, economía, comercio, y cultura de manera amplia. El apoyo por parte de los responsables finlandeses, para realizar esas tareas fue amplia y entusiasta. Incluso se pudo organizar junto con entidades venezolanas y finlandesas, un Seminario sobre como invertir en Venezuela. Con ponentes venidos de Venezuela.

Destaco también  en este sentido  conferencias sobre Venezuela en la Universidad de Helsinki, y en otras universidades finlandesas. En el ambito cultural, hubo exposiciones de pintores venezolanos. Actuación de grupos de danza y recitales de músicos venezolanos.

Era muy común que el Jefe de Misión fuera invitado a eventos diversos, para exponer el interés de Venezuela en hacerse conocer más, en ese país. Es decir que la actividad fue constante y enriquecedora.

En ese periodo 1995-1998, las actividades organizadas por la Embajada, estaban respaldadas con el apoyo financiero del Ministerio de Relaciones Exteriores desde Caracas, y en alguna oportunidad, con el copatrocinio de algún ente finlandés. Como ya comentaba, Finlandia en ese lapso se abría más a Europa y al Mundo, con el fin fortalecer nexos con otros países dentro y fuera de Europa.

En ese tiempo  PDVSA y la firma petrolera NESTE  de Finlandia, tenían una inversión conjunta en la refinería NYNAS, en Suecia. De tal manera que se mantenía una relación continua y profesional. Se realizaban encuentros periódicos entre representantes de ambas empresas. En Helsinki y en Caracas. Para los ejecutivos de NESTE, Petróleos de Venezuela era considerada como una de las compañías petroleras más estables y de referencia mundial.

Durante mi permanencia en Finlandia, también fui Embajador Concurrente con los países Bálticos, Estonia, Letonia y Lituania. Se hacían visitas con regularidad a esas Sedes,  con el fin de fortalecer las relaciones  bilaterales.  En ese periodo esos países entraron a formar parte de la OTAN.  Mas adelante , de la Unión Europea.

En 1994, Lituania ya tenía un Representante diplomático, en Caracas. De tal manera que el Ministro del Exterior lituano, Povilas Gylys realizó una visita oficial a Caracas, ese mismo año.

En 1995, el entonces primer ministro lituano Adolfas Slezevicius, efectuó a su vez una Visita Oficial, a Venezuela. En esa oportunidad se suscribió un Memorándum de Entendimiento entre el Ministerio de Energía de Lituania y Bitúmenes del Orinoco S.A.  (BITOR EUROPE), para evaluar el uso de la Orimulsión, en las plantas generadoras de Electricidad, de Elektrenai. Posteriormente se procedió a la firma de un contrato entre el Sistema Lituano de Energía y BITOR EUROPA.

Venezuela y Lituania también  suscribieron  un Acuerdo para la Promoción y Protección  de Inversiones.  Un Convenio de supresión de visas para pasaportes diplomáticos y de Servicio. Y un Convenio de Cooperación Cultural.

En 1997, el  Canciller Miguel Ángel Burelli Rivas fue invitado de manera oficial, a visitar Vilnius,  por parte de su homologo, Algirdas  Saudargas.

Todo este esfuerzo diplomático que se hizo con profesionalidad y entusiasmo se ha perdido prácticamente.  Finlandia cerro su Misión Diplomática, en Caracas, hace más de 10 años.  De igual forma debe haber sucedido con la Representación Diplomática, en Helsinki. Tomará tiempo retomar o recomenzar los nexos con los países nórdicos, si es que ello se considerara prioritario.

Si así fuera será una tarea ardua y de tiempo. Por esas latitudes las improvisaciones no son bien vistas. Los nórdicos y en este caso los finlandeses son gente sencilla, con metas claras, carentes de soberbia. y sobre todo eficientes. Con ellos se trabaja bien.  Sin aspavientos.

Tanto el Caribe Oriental con sol y calor permanentes y el Medio Nórdico, frio, templado y a veces caluroso, con noches eternas y luminosidad sin fin, me dieron la oportunidad de ejercer mi Oficio, con entusiasmo y dedicación.

PD: Tuve la oportunidad de formar parte de la delegación de Venezuela  que participo  en la Asamblea General de Naciones Unidas,  1980- 1984. Atendí algunas Comisiones, así como el plenario de la Asamblea General.

Recuerdo que, en la Asamblea General del año 1981, en la Tercera Comisión de Asuntos Políticos, las delegaciones de Francia y México habían presentado un Proyecto de Resolución para condenar la violación de derechos humanos en Chile y en el Salvador. Las instrucciones expresas de la Cancillería eran de votar en contra la Resolución. En ese entonces la voz y opinión de los delegados venezolanos eran oídas en el Despacho de Exteriores, en Caracas. De manera que se solicitó expresamente al Ministerio reconsiderar esta decisión. Venezuela en ese momento era uno de los pocos países con un sistema de gobierno Democrático, en el continente. Finalmente se logró que la instrucción se cambiara por abstención, con explicación de voto.  La explicación del delegado de Venezuela fue exponer que, si se condenaban la violación de DH en países latinoamericanos, la misma Resolución debía incluir asimismo condena a actos semejantes que se cometían en los países integrantes de la Unión Soviética y en países asiáticos y africanos. Recuerdo este episodio porque la persona que se sentó a mi lado en el puesto de Venezuela cuando tuve que leer la explicación, fue el Dr. Manuel Pérez Guerrero. Un gesto de apoyo  en una circunstancia especial. Un gesto que le honro y le honra. El Dr. Manuel Pérez Guerrero, nada menos.

Aurora Boreal (Finlandia)

Lisan Stredel Balliache

Egresado de la Escuela de Estudios Internacionales, 1966.

Concurso de Oposición para ingresar en la Carrera Diplomática. MRE. 1967

Cargos: En el Servicio Interno, Dirección de Política Internacional, Dirección de Cooperación Internacional y Dirección de Recursos Humanos.

En el Servicio Exterior: Paris, Génova, Chicago, Bonn, San Vicente y las Granadinas, San Cristobal y Nevis, Finlandia y Grecia.

Integrante de la delegación de Venezuela a la Asamblea General de Naciones Unidas, 1980-1984.

Ascendido a Embajador en 1989.Jubilada desde 2006.

listredel@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *