DICIEMBRE NEGRO

Todo el año 2020 ha sido particularmente difícil para el planeta y nuestro país. Sin embargo, el mes de diciembre quedara marcado en la historia de Venezuela como uno de los períodos más oscuros de la vida republicana, por varios acontecimientos que vienen a profundizar el enorme sufrimiento de los venezolanos.

Señalaremos los cuatro aspectos que consideramos más importantes de resaltar, sin que ello implique que otros acontecimientos carezcan de relevancia:

1.     El domingo 6 se realizaron unas elecciones para elegir la Asamblea Nacional, proceso que no cumplió los con los parámetros mínimos establecidos en los estándares internacionales, por lo que no es reconocido por la mayoría de las democracias del planeta, ni por la mayoría del pueblo venezolano, que se abstuvo de participar en el mismo. Partiendo del principio que la Asamblea Nacional es la representación del pueblo, esta elección no tiene ninguna legitimidad ya que solo representa de una minoría política.

 Este proceso electoral aísla aún más al país de las democracias occidentales, no resuelve la cuestionada legitimidad y legalidad de las instituciones, al contrario, agrava más la profunda crisis política que se vive en Venezuela desde hace más de veinte años. Cabe mencionar que un número relevante de organizaciones políticas en el mundo rechazaron la jornada comicial, pudiendo recalcar las negativas de entes como la Comisión Permanente de Partidos Políticos de América Latina (COPPPAL), la Internacional Socialista y agrupaciones emblemáticas como el Partido Socialista de Chile.

2.       El día domingo 13, los venezolanos conocimos la triste noticia sobre la tragedia sucedida en el mar cerca de la población de Güiria, en el estado Sucre, donde al principio se encontraron diecinueve cadáveres de venezolanos que huían del país, con la esperanza de encontrar un futuro mejor, pero no lograron llegar a su destino, pereciendo en el mar. Lamentablemente la cifra sigue creciendo y ya se cuentan veintinueve fallecidos, sin que todavía se conozca con certeza el número de víctimas.  

A pesar de la pandemia, miles de venezolanos continúan saliendo del país por las distintas fronteras, aumentando las historias de una muy larga lista de tragedias, que cabe mencionar, no constituyen un hecho aislado, sino que forman parte del desespero de miles de personas que prefieren lanzarse al mar, caminar montañas por zonas muy frías o cruzar ríos, con tal de anhelar satisfacer sus necesidades básicas.

Nos unimos al duelo (decretado por la Asamblea Nacional) del pueblo venezolano ante la pérdida de sus hijos, frente a la mirada indiferente de algunos

Ante este drama, condenamos la inacción e indolencia del régimen, que incumple con su deber de proteger la vida de los ciudadanos venezolanos. La cancillería venezolana, tampoco cumple con su responsabilidad. Ante esta situación el gobierno de Trinidad y Tobago, se ha envalentonado, para seguir persiguiendo y violando los derechos a los venezolanos que llegan a esas islas, buscando refugio. Condenamos estas acciones, xenofóbicas del gobierno trinitario el cual, ante las críticas, lejos de revisar su accionar, ha optado por fustigar a los actores democráticos venezolanos, aliándose con quienes se niegan a una salida pacífica, democrática y constitucional que ponga fin a la crisis humanitaria

3.       El día lunes 14, la Fiscal de la Corte Penal Internacional, luego que varios países de la región, atendiendo a lo establecido en el Estatuto de Roma, denunciaran  al régimen de Maduro por violación sistemática de los Derechos Humanos desde el año 2017, señaló en un demorado informe preliminar, que existen indicios de crímenes de lesa humanidad, asomando a varias instituciones militares y policiales, como responsables. A pesar de existir contundentes elementos como los informes realizados por el anterior y la actual Alta Comisionada de los Derechos Humanos, la Misión Internacional Independiente de Verificación, la OEA y numerosas organizaciones no gubernamentales, la Fiscal anunció que “en la primera mitad del año 2021, culminara su análisis para determinar las acusaciones formales ante la Corte”.

La Justicia tardía no es justicia, mientras tanto el pueblo de Venezuela continua estoicamente resistiendo y esperando la actuación de la Justicia Internacional, para poner fin a la sistemática violación de los derechos humanos. De todas maneras, el que exista el informe, es un duro campanazo para los que tratan de ocultar las perversas actuaciones contra la población venezolana.

4. El día viernes 18, la Corte Internacional de Justicia (CIJ), se pronuncia, señalando con una votación dividida de 12 a 4, que, si existe la competencia de este organismo para conocer la solicitud unilateral de Guyana, a pesar de que Venezuela no reconoce la competencia de esta Corte para tratar la reclamación del territorio Esequibo.

Esta decisión perjudica el interés de Venezuela que siempre ha procurado que la solución de la reclamación del territorio Esequibo se resuelva por la vía bilateral y que se produzca un acuerdo que sea aceptable para ambas partes. Esta decisión coloca al Acuerdo de Ginebra al margen. 

    Nuevamente el régimen, por vía de la cancillería no hizo su trabajo, el cual solo consistía, en mantener la reclamación del territorio Esequibo dentro del Acuerdo de Ginebra, el cual fue uno de los mayores logros del período democrático. Con este proceder se demuestra la inexistencia de una política exterior en Venezuela, se evidencia a la enorme mezquindad de no consultar a los conocedores de la materia y se confirma la gran indiferencia que posee el régimen frente a los asuntos de vital interés para la República.

       Estamos por terminar el año 2020, y con él, este nefasto mes de diciembre. Esperamos que con este año se vayan todas las noticias negativas y surja la esperanza de tener, muy pronto, un país mejor.

        Finalmente les deseamos a todos nuestros colegas y amigos un año 2021 lleno de la tan anhelada alegría y prosperidad para ustedes y sus familias.

LES DESEAMOS UNA FELIZ NAVIDAD Y UN AÑO 2021, EN LIBERTAD

One thought on “DICIEMBRE NEGRO

  • el 24 de enero de 2021 a las 5:43 PM
    Permalink

    Triste realidad la de nuestra querida y sufrida Venezuela.
    Hacemos votos porque este 2021 deje atrás tanto dolor y empecemos a vislumbrar cambios positivos.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *