Por Hugo Álvarez Pífano

SEGUNDA PARTE
¿Por qué consideramos que estas tres visitas de estado fueron las más importantes para la
diplomacia venezolana en el Siglo XX? De seguidas lo explicamos. Ellas son: Charles De
Gaulle, Presidente de Francia, septiembre de 1964, al Presidente Raúl Leoni; Visita de Su
Majestad Imperial Mohammad Reza Pahlavi, Sha de Irán, Mayo de 1975. Al Presidente
Carlos Andrés Pérez; Visita del Presidente de Rumania Nicolae Ceausescu, agosto 1973. Al
Presidente Dr. Rafael Caldera Rodríguez.

Foto 1

II
Su Majestad Imperial Mohammad Reza Pahlavi, Sha de Irán

El Sha de Irán, Mohammad Reza Pahlavi, llegó al Aeropuerto Simón Bolívar acompañado de Su
Señora Esposa, la Shahbanou (Emperatriz)  Farah Diba y una suntuosa y extensa comitiva
transportada en tres Boeing 707 e integrada por 130 guardias de seguridad con su respectivo
armamento, 25 funcionarios de alto y medio rango, su barbero, un mayordomo, dos estilistas
para su esposa y dos damas de vestuario y tocador, un jefe de cocina, cuatro ayudantes de cocina, un religioso para alimentos y un probador de comidas que comprobaban la buena
elaboración de los mismos. Toda esta delegación, bien dotada de un avituallamiento de
víveres, bebidas, condimentos y especies favoritos del Rey de Reyes, como se hacía llamar. Los
recibió el presidente de Venezuela señor Carlos Andrés Pérez, su señora esposa Blanca
Rodríguez de Pérez y una conspicua representación de su gabinete ministerial. Los huéspedes
fueron trasladados a La Viñeta, residencia oficial de los jefes de estado extranjeros, el resto de
la comitiva fue alojada en las instalaciones anexas, en especial el Circulo Militar.

Foto 2

1.- Dos hechos curiosos de esta visita
1, a.- El Sha tomaba su baño en una tina llena de agua de Vichi
Una semana antes de llegar el Sha de Irán, el Embajador Gil Fortoul, director del protocolo de
la Cancilleria venezolana, me llamó para que colaborara con él y me dijo: – Alvarez Pifano,
vamos a poner una “torta imperial” falta solo una semana para la llegada del emperador y no
tenemos el agua de Vichi. Le respondí: En los supermercados de Caracas se consigue. Yo
pensaba que el Emperador bebía exclusivamente esta agua francesa. Entonces me explicó: El
Sha se cepilla los dientes con esa agua, se lava las manos y la cara, no usa la ducha, se baña
con esa agua en una tina, por consiguiente debemos tener centenares de litros de agua de
Vichi, tienes tú como conseguir eso, a lo que respondí afirmativamente. Telefoneé a un amigo,
el gerente de Viasa en Curazao y durante 5 días la línea aérea transportó a Maiquetía
centenares de litros de esta agua.
1, b.- En La Viñeta el Sha debía pisar solamente sobre alfombras persas
Los negociadores iraníes nos indicaron que, en La Viñeta alojamiento del Sha en Caracas, este
no podía pisar sobre porcelanatos o pisos de granito, todos debían ser cubiertos con alfombras
persas. Alfombra roja hasta la entrada y al interior alfombras persas. En otras áreas esto no era
necesario e imprescindible.
2.- Aspectos de contenido
El último día de la visita, el Presidente Carlos Andrés Pérez Rodríguez y el Sha Reza Pahlavi
firmaron un Comunicado Conjunto en el que convinieron formalizar programas de cooperación
en los campos financiero, tecnológico, energético e industrial. Ahora bien, el tema más
importante de este encuentro fue que el emperador iraní informó al presidente venezolano
que, él había creado un programa de becas, para la formación de miles de iranies en las más

prestigiosas universidades de Europa y los Estados Unidos de América, con lo cual pensaba
modernizar su país y crear una estructura industrial y productiva que respondiera a las
necesidades básicas de un Irán situado en el mundo moderno. Pues bien, esta fue la idea para
que Carlos Andrés Pérez creara el programa de becas Gran Mariscal de Ayacucho, con esos
mismos fines.
A modo de un breve paréntesis, es oportuno señalar, que esta compleja comitiva iraní y toda
su parafernalia significó un reto para la Cancillería y la Casa Militar, las cuales tuvieron que
resolver difíciles asuntos protocolares, de seguridad y funcionalidad, en armonía y equilibrio
con los complicados funcionarios persas. LA CANCILLERÍA DEMOSTRÓ ESTAR CAPACITADA Y A
LA ALTURA DE RETOS DIFICILES.

Foto 3

3.- Programa de becas Gran Mariscal de Ayacucho
Gracias a esta visita Carlos Andrés Pérez creo el programa de becas Gran Mariscal de
Ayacucho, que permitió educar y especializar a miles de venezolanos en carreras de alto nivel
en universidades de Europa, Canadá y USA en beneficio del país, hoy en día casi todos estos
profesionales están fuera de Venezuela, prestando servicios en países extranjeros. Pero lo
curioso de esta historia es que, al emperador de Irán nadie le reconoció el aporte educativo
que dio a su pueblo: la formación de los doctores, técnicos, y obreros especializados que son la
base científica, industrial y cultural del Irán moderno, los gobiernos posteriores no educaron a
nadie con este nivel. Igualmente, a Carlos Andrés Pérez -al parecer, como ha indicado la
historia reciente- ninguno de los miles de becarios del Gran Mariscal de Ayacucho le agradeció
su formación y los gobiernos posteriores de Chávez y Maduro formaron a muy poca gente con
este mismo nivel, a excepción de sus allegados e incondicionales, que también se han ido del
país. El programa educativo de las misiones demostró ser muy deficiente.
4.- Epilogo final.
El Sha Reza Palavi murió en el Cairo, muy solo y sin ningún reconocimiento a legado alguno en
beneficio de su país, también Carlos Andrés Pérez murió en el exilio en Miami, muy
abandonado por los centenares de venezolanos que el ayudó a enriquecer y a formar
profesionalmente, su salma tardó muchos meses en ser trasladada a Caracas para su sepelio en el Cementerio de la Guairita. Cuando esto se logró un periodista entrevistó al presidente
Hugo Rafael Chávez Frías, sobre el legado de Carlos Andrés Pérez en Venezuela, quien
respondió con la más lapidaria, escueta y deshumana respuesta: YO NO PATEO PERRO
MUERTO.

Foto 4

III

Presidente de Rumania Nicolau Ceausescu

A mediados de agosto de 1973, Nicolau Ceausescu, presidente del Consejo de Estado de la
República Socialista de Rumania y secretario general del Partido Comunista rumano,
acompañado de su esposa Elena Petrescu, arribaron al aeropuerto internacional Simón Bolívar,
como parte de su gira latinoamericana. Fue recibido por el Presidente de Venezuela, Dr. Rafael
Caldera Rodríguez, su esposa Alicia Pietri de Caldera y su Gabinete Ministerial, de seguidas fue
trasladado a La Viñeta.
Para la fecha de la visita de Ceaușescu a Caracas, este era visto como un renovador del
comunismo. Exactamente como un patriota, rebelde ante el exceso de control soviético sobre
los países de Europa Oriental, un antiestalinista que, entre ellos, había sido la única voz
disidente contra la invasión a Checoslovaquia en 1968, un dirigente político que buscaba un
camino propio, similar en su estilo a Tito. Se insinuaba como amigo de Occidente, de China y
sobre todo partía un confite con Kim El Sum, el despiadado dictador de Corea del Norte. En los
años 60 puso fin a la participación activa de Rumania en la alianza militar del Pacto de Varsovia. Incorporó a Rumania al Fondo Monetario Internacional e hizo que Rumania fuera el primer país del bloque del este en establecer relaciones con la Unión Europea, así mismo, atendió una visita de Richard Nixon en Bucarest. Su visita a Venezuela era parte de una gira de apertura hacia occidente. Por esta razón los más importantes Jefes de Estado de occidente no le cerraron sus puertas y un líder demócrata cristiano de prestigio internacional como Rafael Caldera lo recibió en Venezuela, al igual que la Reina Isabel II del Reino Unido, el Emperador de Japón; Giovanni Leoni, Presidente de Italia; Herbert Ernst Karl Frahm, más conocido como Willy Brandt, Canciller de la República Federal de Alemania. En esa época el mundo cifraba esperanzas en Ceausescu, no era ni la sombra del monstruo de Frankenstein en que se transformó después.
Condecoraciones otorgadas a Ceausescu
Para dar una idea de la estima que este líder del “comunismo innovador” provocó en las democracias de todo el mundo, ofrezco una lista de condecoraciones -tomada de Wikipedia- Entre las condecoraciones extranjeras de Ceaușescu se cuentan la Legión de Honor, la más importante de Francia; la del Caballero de Gran Cruz adornada con el Gran Cordón de la Orden al Mérito de la República Italiana, la más alta de ese país; la Clase Especial de la Gran Cruz de la Orden del Mérito, la más alta de Alemania Federal, en 1971; la Orden de José Martí, Cuba, 1973, una de las distinciones más altas de Cuba, que se otorga a ciudadanos cubanos o extranjeros por sus servicios a la causa de la paz o logros sobresalientes en la educación, la cultura, las ciencias, los deportes o el trabajo creativo; 30 ​ 31 ​ Orden El Sol, Perú en 1973; el Collar de la Orden del Libertador San Martín, condecoración más importante de la Argentina, en
1974; 32 ​ la Orden de la Cruz del Sur, Brasil, 1975; 33 ​ la Medalla de Oro de Atenas (1976); 34 ​
la Medalla Conmemorativa XX Aniversario del Asalto al Cuartel Moncada (Cuba, 1976); 35 ​
la Medalla Conmemorativa del 35.º Aniversario de la Liberación de Rumania y la Medalla de
Oro y placa del Instituto de Relaciones Internacionales de Roma (1979); 36 ​ el Collar de la Orden
del Mérito Civil de España (1979), 37 ​ la Medalla Stara Planina de Bulgaria (1983); 38 ​ la Orden
Olímpica del Comité Olímpico Internacional por no participar del boicot a las Olimpíadas de Los
Ángeles de 1984; 39 ​ y la Orden de Karl Marx, Alemania Democrática, en 1988 por defender el
marxismo rechazando las reformas de Gorbachov. No tuvo condecoraciones venezolanas.

Foto 5

1.- Hechos curiosos acerca de esta visita.
1, a.- Al llegar a la Viñeta manifestó que a él no le gustaba y no permitía guardias de seguridad
en su entorno íntimo, pues tanto a él como a su esposa les encantaba andar desnudos en la
casa, más aún en la piscina, entonces fuera toda la guardia de seguridad (esto se refería a su
propia guardia y a la de la Viñeta). No los quería allí ni en los alrededores, especialmente en la
piscina.
1, b.- En la habitación principal de la Viñeta, colgado de la pared central se encontraba un
crucifijo, una hermosa obra moderna de exquisito gusto. Pues bien, el presidente Ceaușescu
con sus propias manos lo bajó, sacó de la habitación y lo deposito a la intemperie en un banco
de la piscina. Entonces, tuvimos que esperar con paciencia franciscana hasta la mañana
siguiente, que nos dejara entrar -cuando tanto él como su esposa se encontraban
elegantemente vestidos- para recuperar esta imagen sagrada y colocarla en un lugar
adecuado. Se rumoró que Ceausesco dijo: Si en una visita a la Unión Soviética colocan en mi
cuarto una foto de Stalin, allí no puedo tocar esa foto, pero aquí en Venezuela como estamos
en una democracia, puedo modificar la habitación a gusto mío.
1, c.- Alguien de la Embajada de Rumania en Caracas nos informó, que al presidente Ceausescu
le gustaba desayunar con cerveza -además, por supuesto con té y café negro fuerte- por esta
razón fue colocada en su habitación una nevera, casi en su totalidad llena de cerveza, agua
mineral, refrescos y diversas bebidas con y sin alcohol de servir frías, para echar mano de algún
antojo, a cualquier hora. En los primeros tramos del refrigerador se colocaron Polar, Zulia y
Regional, más abajo cervezas alemanas, danesas, holandesas y muchas otras. Pues bien, al
final de la visita se pudo ver que tan solo consumió las cervezas venezolanas, todo el resto lo
dejó incluyendo el agua mineral. Este gesto me ha hecho pensar que este hombre congeniaba
con los gustos alcohólicos de los venezolanos.
2.- El eje central de esta visita
2, a.- Es mejor decir de seguidas, que el interés primordial de Venezuela en esta visita fue
solicitar al presidente de Rumania su mediación para obtener que, Kim Il Sung dictador de
Corea del Norte liberara al poeta venezolano Alí Lameda, con siete años de reclusión en sus
mazmorras. En apretada síntesis, esta es la historia de Alí Lameda en Corea del Norte.
En 1964 viajó a Corea del Norte (República Democrática Popular de Corea) y en su capital
Pyongyang, trabajó como traductor y corrector de estilo a varias lenguas de la copiosa
producción propagandística del régimen comunista. En 1967 fue detenido por la policía
política norcoreana, a causa de su habitual actitud irreverente que lo llevó a expresar en cartas
a sus amigos y camaradas reflexiones políticas y comentarios humorísticos, sobre los
protagonistas del gran cisma del movimiento comunista internacional. En los 7 años de su
cautiverio estuvo completamente aislado del mundo exterior, sin ninguna posibilidad de
escribir y sometido a crueldades inconcebibles, humillaciones inauditas y a simulacros de
fusilamiento. No obstante, se resistió a acusarse a sí mismo como agente de la CIA, condición
impuesta por el gobierno de Kim Il Sung para supuestamente liberarlo o más bien asesinarlo.
2, b.- Gracias al profundo sentido de humanidad, a su bondad, a un elevado espíritu de
solidaridad con sus semejantes y al concepto cristiano de misericordia, el presidente Caldera
unió sus cualidades de buen cristiano, a las condiciones de ateo, pragmatismo, sibilina astucia
y redomadas argucias del presidente Ceausescu, para lograr la liberación de Alí Lameda. Es un
deber decir que Ceausescu cumplió su promesa, en ocasión de la visita que realizó a Corea del Norte. El tratamiento de este delicado asunto fue facilitado por el aprecio y fe que el
sanguinario dictador de Corea del Norte sentía por el autócrata rumano.
2, c.- Cuando Carlos Andrés Pérez asumió su primera presidencia, Alí Lameda aún no había sido
liberado. Se trataba de acondicionarlo para entregarlo en una forma presentable. No me
atrevo a decir que el presidente Pérez tuviera entre sus prioridades, la liberación de un
comunista de vieja data, impulsor de una revolución socialista en Venezuela. Pero ocurrió que,
Ceausesco realizó una segunda visita a Venezuela durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez
(visita muy poco publicitada), en la cual tal vez no se trató este asunto. El otro factor muy
determinante fue que el Canciller de Venezuela era Ramón Escovar Salom, de Barquisimeto,
amigo desde su infancia del caroreño Alí Lameda, es Escovar quien despliega una fuerte
campaña pro liberación de su amigo, bajo la tesis: El establecimiento de relaciones
diplomáticas entre Venezuela y Corea del Norte, exige como condición indispensable la
liberación de Alí Lameda.

Foto 6

2, d.- De esto puedo dar fe porque yo fui el Director de Gabinete del Canciller Ramón Escovar
Salom en la Cancillería de Venezuela. Pues bien, un día me llamó y me preguntó: Tu conoces a
Alí Lameda, a lo que respondí: Sí, es un buen amigo mío, a quien aprecio y admiro, cuando yo
fui estudiante, en el año 1961 en Berlín occidental, Alí Lameda se encontraba como
corresponsal del periódico del PCV Tribuna Popular en Berlín oriental (DDR) muy a menudo lo
visitaba y establecimos un intercambio de experiencias muy interesante: Yo le enseñaba a
tocar el clarinete y le daba lecciones de música, el en un “quid pro quod” me daba lecciones de
literatura venezolana, en especial en la poesía. Cuando siguiendo instrucciones del Canciller
Ramón Escovar Salom fui a recibirlo en Londres -no sabía cuál era su estado de salud real-
entonces con mucha timidez me acerqué a él y le pregunté: Alí tú te acuerdas de mí, a lo que
me respondió: Como no me voy a recodar de ti mi querido Hugo, si tu fuiste mi profesor de
clarinete en Berlín.
3.- Actividades de Alí Lameda posteriores a su liberación
Cuando ya estuvo libre, y luego de diversos tratamientos médicos exitosos que lo llevaron a
recuperar su salud, se dedicó al periodismo, a dictar conferencias, a su tarea de escritor de poesías y a la actividad diplomática: Ingresó al servicio exterior donde ejerció funciones como
agregado cultural en las embajadas de Venezuela en Praga, La Asunción y Atenas.
Para finalizar, es importante reproducir una declaración que explica las razones de su
detención en Corea del Norte -conforme a El Nacional de fecha 20 de abril de 1975- dijo que él
había sido “víctima indirecta de la decisión del Partido Comunista de Venezuela (PCV) de ir a la
pacificación y renunciar a la vía de las armas” (opción válida que el Presidente Caldera ofreció
a los comunistas venezolanos, a través de Lorenzo Fernández MRI, designado como
negociador) Esta opción fue criticada por los partidos comunistas de Cuba, Corea del Norte y
Albania, que acusaban a un grupo de lideres del PCV, entre los cuales se encontraba Alí
Lameda, de traidores, de haber vendido a la revolución venezolana y de haberse vendido ellos
mismos al imperialismo estadounidense. Su prisión había sido, según sus propias palabras,
“una manera de cobrarle esa medida al PCV”.
4.- Epitafio final.
Si la visita -de un autócrata ateo con los cargos de corrupción, genocidio y abuso de poder, tal
como lo registra la fiscalía en su procesamiento – cargos que no tenía cuando inició su gira en
Venezuela, gobernada por un presidente demócrata cristiano y católico practicante, de
prestigio universal como era considerado Rafael Caldera, sirvió para salvar la vida de un
inocente, un reconocido poeta venezolano -Alí Lameda- esta visita en mi modesta opinión
tiene un valor incalculable -inmenso, para decir lo menos- y ese valor se acrecienta, cuando
Ceausesco, ante una nevera repleta de cervezas de diversos países dejó sin tocar las cervezas
alemanas, holandesas, belgas, estadounidenses, etc. y se tomó todas las venezolanas, con esto
nos hizo comprender que los venezolanos, con nuestras Polar, Zulia y Regional, también
estamos entre los mejores países cerveceros del mundo.

Foto 7

Notas

Es interesante señalar porque mucha gente lo ignora, que Ceausescu visitó Venezuela dos veces. En efecto, durante el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez, en 1975, volvió a Caracas en una visita caracterizada por dos factores: A. Por una gran camaradería entre los dos presidentes, el jefe de estado rumano ante la inminencia de la nacionalización petrolera -al ser Rumania un país petrolero- manifestó un gran interés en participar en la nueva empresa estatal que Venezuela debía crear, lo cual a la postre no se realizó; y B. Por una conducta estrafalaria y un comportamiento fuera de lugar de la familia de Ceausesco que lo acompañó. Los funcionarios del protocolo venezolano cuentan que su esposa Elena, trató de comprar algunas prendas en La Francia -joyerías ubicadas en el edificio del mismo nombre en el centro de Caracas- pretendía entonces, que fueran pagadas por la Cancillería venezolana. Igualmente, su hijo Nikita o Nicolasito, como lo llamaban, se fue de farras a la Casanova y allí se estableció en el Mesón del Cairo, donde pidió una botella de Johny Walker etiqueta negra e invitó a un grupo de damas a hacerle compañía, también como su madre pretendía que la Cancillería le pagara su velada nocturna; así mismo su hermana Zoe para no quedarse atrás, se bañaba en la piscina de La Viñeta completamente desnuda, en nocturnales a la media noche, con mucho ruido y olor a cerveza importada. Solo faltó un cachicamo barbudo tocando el violín y un zamuro con voz de tenor, desgarrando el silencio de una tranquila Caracas con cantos de Transilvania, para para transformar todo esto en una auténtica Noche de Wualpurgis.

A esta segunda visita de Ceausescu los medios de comunicación de Venezuela le dieron muy poca cobertura o tal vez, no quedó mucho de la misma en las redes sociales, no obstante se encuentra un escrito del historiador y profesor de la UCAB, Tomás Straka, publicado en Debates IESA, intitulado Ceaucesco en Caracas, de fecha 25 de febrero 2019.


Fotografías
1.- Cobertura ofrecida por la revista Elite a la visita del Sha de Persia
2.- El presidente de Venezuela Carlos Andrés Pérez y el Sha Reza Pahlavi
3.- El Sha Reza Pahlavi y la Emperatriz Farah Diba
4.- Sra. Alicia Pietri de Caldera, Rafael Caldera Rodríguez Presidente de Venezuela, Nicolau
Ceausescu Presidente de Rumania y Sra. Elena Petresco de Ceausescu
5.- Vista parcial de la delegación de Rumania en su llegada a Venezuela

6.- Alí Lameda, poeta, periodista escritor y diplomático venezolano
7.- Visita de Ceausescu a Corea del Norte, donde solicitó la liberación de Lameda

HUGO ALVAREZ PIFANO

Diplomático con carrera de 36 años en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela (1964-2000). Doctor en Ciencias Políticas de la Universidad de Florencia, (1958-1963); Master en Derecho Internacional del Instituto de Formación Profesional e Investigaciones de las Naciones Unidas (1973). Embajador de Venezuela en Guyana (1986-1990), Haití (1990-1992) y el Reino de Dinamarca (1995-1999); Representante de Venezuela en el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Nairobi, Kenia (1983-1986), Cónsul General de Venezuela en Río de Janeiro (1978) y Sao Paulo (1979), Brasil. Director de Tratados, Director de América, Jefe de Gabinete. Es autor de los libros “Manual de los Tratados Bilaterales de Venezuela” Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela (1972) y El frac, la levita y el smoking algunas veces te apretujan. Anécdotas y escritos de rigor académico de un diplomático venezolano de los tiempos de la democracia en Venezuela (1958-1998). Publicado por CODEIV.  Miembro Honorario del Colegio de Internacionalistas de Venezuela CODEIV, (2022).

5 comentarios

  1. Hugo querido amigo,
    He disfrutado mucho tu relato. Esa sustanciosa información que pocos tienen acceso la lei con gusto. No deja de sorprenderme los excesos de algunos mandatarios. Eso del Sha, de bañarse en agua de Vichi, dejando a un lado esos caprichos, recuerdo la expresión «no lo llames feliz hasta el último de sus días » creo que tiene origen en una de esas culturas milenarias. Es lamentable que tantos se beneficiaron de su programa de estudios como lo señalas. , Muchos que hoy disfrutan su alta formación académica especialmente en este país, hizo tan siquiera un esfuerzo para defender su dignidad forzándolo a morir como un paria en Egipto. Igual sucedió con CAP. pero más cerca de su tierra. Esto me hace pensar en las reflexiones de Francesco Guicciardini el embajador (como tu) florentino que Maquivelo eclipsó . No dudo que lo conoces mejor que yo. Dejaré para después los comentarios sobre los otros dignatarios. He tardado en responderte porque estoy regresando de unas merecidas vacaciones en Turquía. Las pospuse por un buen tiempo, primero por el Covid y después otros asuntos. Maravilloso país pero dista mucho del que conocí hace unos 25 años, en cosas buenas y otras no tanto. De nuevo, me encanta recibir tus relatos y espero otros. Recibe un abrazo desde Dallas, TX ,
    Castorila (Cassie)

    1. Cara Castorila, la del cabello perfumado/ con aromas de zarzaparrilla y camomila (esto me quedó muy poético) Gracias por tu muy oportuno e inteligente comentario. Me complace que hayas tenido tiempo para leer mi crónica durante tus vacaciones en Turquía, así mismo compruebo con satisfacción que la página del Colegio de Internacionalistas de Venezuela la leen en Turquía y en Dallas, Estados Unidos de América. Ese es un privilegio que me honra como miembro de ese Honorable Colegio. Un afectuoso abrazo.

  2. Muchas gracias Ingeniero Espinoza Aguada por su afectuoso comentario.
    Lo interesante de la crónica ocurre porque mucha gente ignora que Ceausescu visitó Venezuela dos veces: También durante el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez, en 1975. Esa visita se caracterizó; A. Por una gran camaradería entre los dos presidentes, el jefe de estado rumano ante la inminencia de la nacionalización petrolera, al ser Rumania un país petrolero, manifestó un gran interés en participar en la nueva empresa estatal que Venezuela debía crear, lo cual a la postre no se realizó; y B. Por un comportamiento estrafalario y una conducta fuera de lugar de la familia de Ceausesco que lo acompañó. Los funcionarios del protocolo venezolano cuentan que su esposa Elena, trató de comprar algunas prendas en La Francia -joyerías ubicadas en el edificio del mismo nombre en el centro de Caracas- pretendía entonces, que fueran pagadas por la Cancillería venezolana. Igualmente, su hijo Nikita o Nicolasito, como lo llamaban, se fue de farras a la Casanova y allí se estableció en el Mesón del Cairo, donde pidió una botella de Johny Walker etiqueta negra e invitó a un grupo de damas a hacerle compañía, también como su madre pretendía que la Cancillería le pagara su velada nocturna; así mismo su hermana Zoe para no quedarse atrás, se bañaba en la piscina de La Viñeta completamente desnuda, en nocturnales a la media noche, con mucho ruido y olor a cerveza importada. Solo faltaba un cachicamo barbudo tocando el violín y un zamuro con voz de tenor, interpretando cantos de Transilvania, para situarlos en una auténtica Noche de Wualpurgis.
    A esta segunda visita de Ceausescu los medios de comunicación de Venezuela le dieron muy poca cobertura o tal vez, no quedó mucho de la misma en las redes sociales, no obstante se encuentra un escrito del periodista y profesor de la UCAB, Tomás Strakas.

  3. Cara Castorilla, en cuya frente se abre un cielo/ con los colores tenues de una lila (esto me quedo también muy poético) me faltó añadir que esa frase que citas es un proverbio latino, que se expresa en esa lengua -heredado por los italianos en su idioma propio- y en español de la siguiente manera: Felix est non aliis qui videtur, sed sibi
    E’ felice chi è giudicato tale da sè stesso, non dagli altri
    E’ felice colui che si ritiene tale
    Es feliz quien se considera tal, por sí mismo, no a quien los otros le atribuyen esa condición.
    Mis mejores saludos y un afectuoso abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.