COLEGIO DE INTERNACIONALISTAS DE VENEZUELA (4)
Lisán Strédel Balliache

Alemania del Oeste. 1974- 1979.

A Bonn llegué a finales de 1974. Venia de Chicago, donde estuve  adscrita al Consulado de Venezuela.  La entonces capital Federal, para algunos la Aldea Federal, la capital secreta era por supuesto, Berlín. El Embajador era Walter Brandt. Lo sustituyo en 1975, Armando Molina Landaeta. En 1978, fue nombrado Embajador,  Francisco Sucre Figarella. A Sucre, lo había conocido cuando fuera Cónsul General, en Paris y yo Tercer Secretario, en la Embajada. Él era muy amigo de mi Papa, desde que compartieron estancia en la Seguridad Nacional y el Campo de Concentración, de Guasina.

La Embajada estaba ubicada en un suburbio cerca de la capital, Bad Godesberg. Nuestro domicilio era Bonn- Bad Godesberg. Para mí fue una designación que no esperaba. De la “windy” y cosmopolita Chicago, a la idílica y tranquila Bonn.

La preocupación al menos para mí, fue el reto de aprender alemán. Una lengua de la cual  no tenía conocimiento alguno.  Esto lo asumí  como tarea inmediata. Tuve la suerte de tener una excelente profesora. Al principio tuve que afrontar el aprendizaje básico de la gramática. Sin una buena base de esta, difícilmente se puede empezar a entenderlo y hablarlo. Mas adelante tuve un profesor  de conversación. Mi guía. Con el maestro Genau, aprendí a elaborar las primeras frases. Además, por cuenta propia, me hacía sugerencias y hasta planes para conocer y viajar por Alemania Occidental, los fines de semana, entre primavera y otoño. Viajar era un ejercicio fácil, la red de  autopistas y carreteras federales es amplísimo. Por todo el País, y en perfecto estado. En esa época no se pagaba peaje alguno.

 Alemania es un país bonito, muy verde, montañoso, landas y ríos. La gente es ordenada, disciplinada, amable, cordial y sencilla. 

La Misión tenía un amplio personal diplomático, con responsabilidades específicas. Esto incluía una sección consular, una agregaduría militar y una de prensa. Inicialmente mi responsabilidad fue  ocuparme de  asuntos políticos. Más adelante el área económica. Luego de la experiencia y trabajo consular  en Chicago, a veces muy rutinaria, este cambio fue muy satisfactorio. Mi paso y trabajo en Alemania, fue realmente una enseñanza completa en el Oficio y por supuesto me dio más seguridad y conocimiento de la tarea diplomática.

A pesar que mi rango era de Segundo Secretario, esto no fue obstáculo para relacionarse con gente en el ámbito político y  económico.  En Alemania Occidental el acceso a la información y la disponibilidad de los responsables, para intercambiar información siempre fue abierto y accesible.  

En la parte económica, la información actualizada a la cual se podía acceder era amplísima, de los  ministerios con responsabilidades comerciales y económicas, bancos, instituciones privadas y otras asociaciones. Además de estas fuentes teóricas, se invitaba a los funcionarios diplomáticos que trabajaban en el área, a conferencias, ferias,  en Bonn, o en otras ciudades alemanas.

 Venezuela participaba con regularidad en ferias especializadas, con la presencia de representantes del sector privado. Entre ellas la Feria Alimentaria de ANUGA, en Colonia.  Tengo entendido que la asistencia de empresas venezolanas a esta Evento, el más importante en su género, en Alemania, ha continuado. La más reciente, en 2021.

En el área política, los funcionarios diplomáticos encargados de  seguir el acontecer político,  eran invitados a atender las convenciones anuales, de los Partidos políticos alemanes. Tuve la oportunidad de asistir a estas citas anuales, del Partido Social Demócrata (SPD), del Partido Social Cristiano (CDU) y del Partido Liberal (FDP).  Estos contactos eran normales, ya fuese con  representantes del o los Partidos en el Gobierno, o en la Oposición.  Los Congresos  anuales se realizaban en Bonn,  o en otras ciudades del Estado alemán.

Realmente esta experiencia e intercambio para mí fue de un aprendizaje que aún tengo presente.  Reconozco y agradezco esa oportunidad única de actuar como diplomático, en un país tan importante. Insisto con el rango  de Segundo Secretario, el trabajo y participación fue de actividad constante.

Era de rutina normal estar en contacto con el funcionario que tenía la responsabilidad de hacerle seguimiento a la relación bilateral. De manera que con cierta periodicidad iba al Ministerio de Relaciones Exteriores, para intercambiar, tramitar asuntos  de interés en la relación bilateral. Asimismo podían servir de intermediarios en el caso que hubiese que hacer gestiones ante otros organismos públicos o del sector privado.

En el Ministerio Federal de Relaciones Exteriores  los funcionarios con excepción del rango de Embajador, habían creado una asociación integrada por diplomáticos alemanes,” JuniorenKreis”. Esta asociación organizaba mensualmente reuniones, con los diplomáticos extranjeros acreditados en Bonn. Se invitaba a algún ponente o representante de organismos públicos o privados, para una charla social y distendida.  Y así conocer y escuchar de los avances de ese país, en diferentes campos. Político, Económico, Comercial y Cultural.

Sobre todo y a través de estos encuentros, la relación con los colegas del Ministerio de Exteriores y de las Embajadas residentes en Bonn, fue más fácil, en lo formal y en lo personal De manera que había un contacto permanente, de trabajo y social. Los colegas alemanes por lo general hablaban inglés y francés, y sin embargo mostraban interés e incentivaban a conocer y hablar alemán. Asimismo, el funcionario que tenía a su cargo el seguimiento de las relaciones bilaterales, en el caso de Venezuela, hablaba, además, castellano.

Ciertamente mi experiencia como “junior diplomat” fue de las mejores, sino la mejor, después de haber trabajado en la Embajada en Paris, y en los Consulados Génova y Chicago. En Alemania tuve la oportunidad  de ejercer plenamente  este oficio diplomático, en el mejor sentido de la palabra, en una etapa intermedia entre el inicio y la mitad de la Carrera.

En Bonn estaban acreditadas casi todas la Embajadas del Mundo. En el caso de Latinoamérica, todos tenían una representación diplomática, de México hasta la Argentina. Ocurría un caso sino atípico, no muy diplomático, México era el único país que, para ese momento, mantenía la Embajada en Colonia, una ciudad muy cercana a la capital Federal.

Tanto Bonn como Colonia y Dusseldorf están ubicadas en la Región de Renania del Norte-Westfalia. La capital es Dusseldorf, ciudad elegante y refinada. Bonn Bad- Godesberg era una ciudad más bien pequeña, en comparación con Colonia. Bonita, con muchos parques, acogedora,  a orillas del Rhin.  Con una actividad cultural  importante. Allí nació Ludwig van Beethoven. La casa natal está ubicada en el centro de Bonn. Es un Museo. Anualmente se realizaba un Festival en su honor al Músico de Bonn, en la Sala de Conciertos de la BeethovenHalle. En una ocasión pude disfrutar de una noche de concierto, con el maestro Zubin Metha.

De los edificios emblemáticos, recuerdo la Universidad de Bonn, La DoppelKirche y el edificio del Ayuntamiento. Los paseos por la orilla del Rhin era diversión obligada, en caminata o en bicicleta. Este medio de transporte, alguna vez lo utilice para ir a la Embajada. Muy cómodo  y sostenible.

Ayuntamiento de Bonn

Colonia también ya en esa época era una ciudad además de bonita, con una actividad cultural permanente. Exposiciones de artistas de diversas artes. Conciertos. Compañías afamadas de ballet, como la agrupación reconocida en Alemania y más allá, de Pina Bausch. Pionera de la danza contemporánea. Por cierto que Pina Bausch y su grupo de danza teatro se presentó en Caracas, a principios de los 80. Mucho tiempo después fui a una gala de esa compañia, en Atenas. En Colonia un integrante destacado del koln Tanz Forum , era  un venezolano. Carlos Orta.

De las Embajadas latinoamericanas con sede en la capital federal, la Embajada de Cuba, tenía un personal diplomático numeroso y por supuesto sus funcionarios, hablaban alemán, y eran muy activos.

La Embajada de Brasil también era muy importante y con un elenco de funcionarios excelentes.  En el caso de Brasil, los funcionarios designados en Bonn, previamente su gobierno asumía los gastos de cursos intensivos de alemán, en centros especializados, en las cercanías de la ciudad. Un retiro de aprendizaje. Otras Misiones diplomáticas como la británica también contaba con un profesor para los funcionarios adscritos, a esa Embajada.

La Embajada de los Estados Unidos estaba ubicada en un sitio que llamaban “el barrio americano”. Allí además vivían en casas de esa urbanización, sus funcionarios. Había incluso un supermercado y hasta una sala de cine, para todo público. El dólar “americano” circulaba allí como el marco alemán.

En nuestro caso, la situación era muy diferente y cada uno asumía financieramente, tomar lecciones privadas de alemán. También podía no hacerlo y se comunicaban por lo general en inglés.

Es un idioma difícil, complicado, pero se puede aprender, al menos en nivel medio. Esa fue mi experiencia.  Y para no perder lo que había aprendido, mucho tiempo después seguí cursos en el Goethe Institut, en Caracas. Por un tiempo aquí en Venezuela, se recibía la señal por cable  de la  Deutsche  Welle, en alemán. Ya no es así. La programación es en español.

En la relación bilateral, puedo referir la visita por invitación del gobierno federal, al entonces Ministro de Energía y Minas, Valentín Hernández. La Misión conjuntamente con organismos locales, organizó una agenda de visitas y entrevistas del Ministro Hernández, con su homólogo alemán y otros personeros del sector minero público y privado alemán. 1978.

En 1979, Bonn fue la sede de la reunión anual de la Unión Interparlamentaria. Para nosotros en la Misión fue una ocupación completa. En esa oportunidad el presidente Rafael Caldera fue electo, con apoyo mayoritario, Secretario General de la Unión. Por instrucciones recibidas en Cancillería de la presidencia de la Republica, la Embajada ofreció todo el apoyo logístico necesario y amplio, al presidente Caldera, con miras a su elección. El presidente de la Republica era Carlos Andrés Pérez.  La delegación parlamentaria venezolana fue numerosa y representativa de los principales partidos políticos de Venezuela.  Una experiencia diferente para mí, el trabajo parlamentario es muy distinto, del diplomático. Fue interesante   formar parte de ese trabajo, como apoyo y soporte.  

En algún momento el Embajador me solicitó ponerme en contacto   con un hospital, en Berlín Occidental. Ajeno al trabajo diario, esta vez el encargo era conversar con un venezolano hospitalizado en ese Centro, por teléfono, La persona se llamaba Ali Lameda. Yo no sabía quién era. Me enteré en ese momento que era un  político  venezolano,  miembro del PCV, que había permanecido preso por años, en un campo de concentración , en Corea del Norte, por haber criticado en alguna reunión en Pionyang, al entonces presidente dictador Kim il-Sung.

Por gestiones del gobierno venezolano, y otros entes internacionales, se logró su puesta en libertad. Había sufrido torturas durante su cautiverio. De allí que tuviera que ser tratado en ese hospital de Berlín. Mi tarea era llamarlo a menudo y conversar con el Sr. Lameda y de esta manera mostrarle el apoyo y atención de nuestra Embajada. Creo que después vino a Bonn, a la Misión. No lo conocí personalmente. Gajes del oficio.

En la ocasión de la celebración del 5 de julio, 1978, recuerdo que entre los invitados que asistieron estaba el ex Canciller Federal, Willy Brandt. El creador de la Neue Ostpolitik. Premio Nobel de la Paz. Un honor para Venezuela. Era muy raro encontrarlo en recepciones diplomáticas. El lugar de la recepción tuvo lugar en la Redoute. Una Casa de estilo clásico, del siglo XVIII.

Willy Brandt

El Ministerio de Información, así se llamaba en ese periodo, organizaba actividades, algunas fuera de Bonn y se invitaba por lo general a los funcionarios diplomáticos responsables de prensa y cultura. Ese Ministerio tenía a su cargo la publicación bimensual de una Revista sobre actualidad en Alemania, ‘Scala’. Se editaba  en varios idiomas. Era una guía y apoyo muy útil, para conocer ese País,  en todos sus ámbitos.

Aunque ese no era mi trabajo en la Misión, fui invitada junto con otros colegas, para asistir al Festival  de Bayreuth. Una ciudad ubicada en el estado de Baviera. La capital del  es Múnich.  A veces o la mayoría de las veces, hay que esperar hasta dos años, para lograr conseguir entradas, para este Festival.

Bayreuth, es conocida por los amantes de la música de Richard Wagner. Allí  vivió  unos años. El Festival se celebra cada verano, y se representan óperas de Wagner. El Bayreuther  Festspiele.  Es un Templo dedicado a este genio.  Realmente para mí fue una experiencia excepcional e irrepetible. La función empieza a la 4 de la tarde, Hay un intermedio, a las 6 para el aperitivo. Otro a las 8 de la noche, para cenar, hay cafés y restaurantes. A las 9 se vuelve a la Sala y la presentación termina, casi a la medianoche. La ópera que vimos y disfrutamos fue Lohengrin, el caballero del cisne.  Conocida de ésta, es la Marcha Nupcial.  Tan interpretada y conocida, como la Marcha Nupcial, de Mendelssohn. 

Múnich  es una ciudad impresionante. Con muchísimos lugares históricos para visitar, Marienplatz, el Ayuntamiento Nymfenburg. La Pinacoteca. La Residenz, Palacio Real de la monarquia en la actualidad, un Museo.

En el recorrido por Baviera se pueden  visitar los Castillos de Ludwig de Baviera. Linderhof  Herrenchiensee, y Neuschwanstein,  este está ubicado en una colina . Muy conocido hoy día por ser el Castillo que identificaba las películas de Walt Disney.

Castillo Neuschwanstein

Hace alguno cuantos años, el director de cine italiano, Luchino Visconti dirigió una película extraordinaria sobre la vida   de Ludwig II de Baviera. El personaje lo hizo el actor Helmut Berger, austriaco. Un dúo de brillantes, Visconti y Berger.

En esta visita bávara, fuimos a un lugar de moda en esa época, para esquiar. Garmisch-Partenkirchen. Hicimos la tarea, unos mejores que otros.

En Ausburgo, también Baviera, visite el museo de la Fuggerei. Este fue el primer proyecto de viviendas sociales más antiguo que se conozca. 1500.  En esas viviendas vivían los obreros que trabajaban para la familia Fugger. El pago del alquiler era de un florín. La familia Fúgger eran empresarios y comerciantes, siglos XV y XVI. Contemporáneos  con  los Welser.

En Baviera también nos llevaron a visitar brevemente Nuremberg, ciudad conocida por los Juicios de Nuremberg.  Allí nació el pintor Alberto Durero y la casa del artista, es un Museo que visitamos.

Por razones de trabajo, en varias  ocasiones estuve encargada del Consulado de Venezuela, en Hamburgo. Ciudad Libre Hanseática de Hamburgo, Ciudad Estado. La Hansa fue una asociación comercial que incluyó varias ciudades del Norte de Europa. En Alemania entre las   hanseáticas más conocidas, además de Hamburgo, Lúbeck y Bremen.

El trabajo consular en una  ciudad tan importante, me permitió además de sumar conocimientos en los asuntos consulares, también fue la oportunidad para conocer un poco, el Norte de Alemania. 

En el viaje hacia Hamburgo, en carro, hice una parada en Hannover. Allí  se realiza una Feria Internacional  anual muy importante.  Por cierto, que dicen loa alemanes que en esa ciudad se habla el mejor alemán, “Hochdeutsch”.  En Hamburgo y alrededores el alemán seria “bajo”, “platt  deutsch”. También en los estados vecinos de Schleswig-Holstein  y Baja Sajonia.

Hamburgo es asimismo uno de los puertos más importantes de Europa. Está ubicada a la orilla del  rio Elba. El mar del Norte al oste y el Báltico, al Este.  Una autopista atraviesa el puerto. Y más impresionante aun, un túnel de la vía pasa por debajo del rio Elba.

Después de cumplir con las tareas consulares, pude conocer la ciudad, bella y cordial. El teatro de la  Opera  de Hamburgo, fui a la Opera. Madame Butterfly de Puccini. Recuerdo haber visto en ese mismo teatro la compañía de ballet de una bailarina brasilera muy conocida en esos tiempos, Marcia André. Y en El Museo fur Kunst  und Gewerbe, tuve la única ocasión de admirar y apreciar una exposición  del pintor inglés, William Turner. Magnifica y enorme. Se quedó  en la memoria.

Recuerdo haber leído que los Beattles, en sus comienzos, se presentaron en varios clubes nocturnos, en Altona, un distrito de Hamburgo. Por conocer fui a uno de ellos, Der Fabrik. Sin embargo busque hoy en internet, y aparecen otros nombre de clubes, Indra y Kaizerkeller.

Visite muchos lugares y ciudades cercanos a Hamburgo. Bremen, Kiel, Luneburg, Travemunde, y Lubeck. En Lubeck nació el escritor Thomas Mann. Su casa es un museo. Lugar de visita obligada. En el tema dulce y culinario, el mazapán seria originario de Lubeck. Por supuesto el mazapán tiene un museo.

Desde Hamburgo se podía ir por una autopista hasta Berlín.  Un corredor  vial  directo. Territorio de la DDR. A la hoy capital de la Republica Federal, se entraba por un puesto fronterizo militar, CheckPoint Charlie. Se podía permanecer en la ciudad, 24 horas. Para extender la estancia era obligatorio solicitar una visa ante la Misión de la Republica Democrática, la DDR. No era muy sencillo el trámite.  En la parte este de Berlín estaban los edificios más emblemáticos de la Urbe. Berlín Occidental lucia más iluminada, movida y comercial.

En Berlin Occidental  la visita fue a la Puerta de Brandemburgo, Kurfurstendamm. La avenida bajo los tilos, Unter den  Linden.  El Neus Museum  para ver  el busto de Nefertiti. La Iglesia Memorial del Kaizer Wilhem II, La Gedachniskirche.y el Palacio de Charlottenburg. En esa visita pensaba como seria esa ciudad unida.  Una Metrópoli.

En el año 2012 pase unos días en la capital Federal. Imponente. Bellísima, Con muchos parques, plazas, caminos peatonales, eso me llamó la atención, una ciudad tan inmensa y moderna, y a la vez Sostenible. En la Alemania contemporánea y adelantada, también se conservan y mantienen las tradiciones. Es parte de su identidad y orgullo.

El 30 de abril, víspera del 1 de mayo, se celebra todos los años, una noche de brujas. Walpurgisnacht. En el Harz, entre Turingia y Baja Sajonia, En la montaña de Brocken se encienden  fogatas para espantar los malos espíritus. Hasta allá, fui.  Walpurga era una monja y una santa. Dicen que es alemana.  Los Nórdicos dicen que venia del Norte. En Finlandia festejan ese dia  Vappu , ( Walpurga?) y la celebración es general, en la calle y mundana.

No muy lejos de Franfkurt, en la región de Hesse, en la ciudad de Kassel tiene lugar “La documenta”, una de las exposiciones de Arte Contemporáneo más importantes del Mundo. Es gigantesca, interesante. Un muestra de arte monumental  y de variedad infinita. Si bien recuerdo se realiza cada 4 años. También la disfrute, al máximo.

Mas cerca de Bonn, en la Región de Renania del Norte Westafalia, se ubica la cuenca o valle del Ruhr. Un centro  industrial y minero. Esto contrasta con una actividad cultural de exposiciones de arte y conciertos permanentes, La Ruhrgebiet. Rhin –Ruhr. Palacios y Villas. Villa Hugel Krupp, en Essen. Un viaje y recorridos bonitos.

La experiencia  de trabajo y responsabilidades  que tuve en la Embajada en Bonn, fue de  formación  y conocimiento.  En la profesión y en lo  y personal. Un aprendizaje   excelente y completo.  Del Oficio, de las prácticas diplomáticas de un País desarrollado  y adelantado.

Conocí parte del Estado alemán. Quedo pendiente visitar Leipzig. En esa época de mi permanencia en Alemania Occidental, no era fácil.  Y aprendí algo del idioma. Bonito y complicado. Hablado y con música.

Y de muestra de vez en cuando tarareo algunos versos de la SINFONIA No. 9, Coral de Beethoven. Die Ode an die Freude. Oda a la Alegría. ‘Alle Menschen werden Bruder” Todos seremos hermanos.

Alemania es sinónimo de desarrollo, avance, modernidad y tradiciones. Después de tantos años en el Servicio Diplomático de mi país, recuerdo con afecto y alegría, mi estancia germana.

PD: nobleza familiar obliga. En esos 5 años en Alemania, me acompaño mi madre, Lérida Balliache Fermin. Lectora constante. Toda la información en castellano que leía sobre ese gran país, lo anotaba y elaborábamos una guía para nuestros recorridos.

Lisán Strédel Balliache

Egresada de la Escuela de Estudios Internacionales. UCV.1966. Diplomático de Carrera. Concurso de Oposición, 1967.

Cargos en el Servicio Exterior: Paris, Génova, Chicago, San Vicente y las Granadinas, San Cristóbal y Nevis, Finlandia y Grecia.

Servicio Interno. MRE: Dirección de Política Internacional, Dirección de Cooperación Internacional y Dirección de Recursos Humanos.

Integrante de la Delegación de Venezuela a la Asamblea General de Naciones Unidas,1980-1984. /Representante Alterno por Venezuela, en el Banco de Desarrollo del Caribe. Barbados.1983-1984.

Ascendida a Embajador en 1989. Jubilada, 2006.

@listredel.

listredel@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *