La República Helénica.

Por Lisan Stredel Balliache

 Lisan Stredel Balliache

Una pequeña introducción para resaltar los nexos que hubo en épocas anteriores, de venezolanos ilustres, con Ellas, La Helade.

La Historia dice que el primer hispanoamericano que visitó Grecia, fue el Precursor Francisco de Miranda.  Entre 1785 y 1789 viajó por Europa. En ese periplo estuvo en Atenas, en 1786. Llegó a Grecia cuna de la civilización Occidental y de la Democracia, por el puerto del Pireo.  En el diario de viajes que llevaba, narra el helenista chileno Castillo Didier, contó sus impresiones de Atenas y alrededores. Miranda había estudiado a fondo la obra de los filósofos griegos, y es de imaginar que ese viaje ahondó más su helenismo, complementado con todo lo que pudo ver y vivir en ese largo andar, mirar de cerca las edificaciones históricas de la Acrópolis, el Aerópago y las Ágoras.   Conocida es de todos la Colombeia, el archivo de Miranda que contenía sus notas sobre los viajes que hizo por tantos países.  Colombeia, Colombia en el idioma griego.

Andrés Bello también fue un notable conocedor de Grecia. Un helenista de quien se dice aprendió el griego clásico, de forma autodidacta.

Mi primer cargo en el Servicio Exterior, después de haber aprobado el Concurso de Oposición e ingresar a la Carrera Diplomática, fue como Tercer Secretario, en la Embajada de Venezuela, en París. Mi última responsabilidad en el Exterior fue como Embajador en Grecia.  Desde octubre del 2000, hasta octubre de 2004. De regreso al Servicio Interno, recibí la jubilación.  Unos cuantos quinquenios después.

En la época en que estuve adscrita como Vicecónsul, en el Consulado de Venezuela en Génova, fui por primera vez con la familia de vacaciones, a Atenas. Fue un viaje bonito e interesante. Desde Italia lo menos largo en carro, hasta Grecia, era a través de Albania. El gran inconveniente en esa época, era que ese país estaba cerrado, a cal y canto. Así que nos desviamos por la entonces Yugoslavia, más directo, en ferry desde Corfu, hasta Ancona. 

La segunda vez fue como Embajador de Venezuela, ante el Estado Helénico.

La presentación de las Credenciales ante el entonces Presidente de la República, K Stephanopoulus, fue casi inmediata. De tal manera que pude iniciar los primeros contactos y visitas a responsables locales, del sector público y privado. Recuerdo que, a los pocos días de llegar a Atenas, se conmemoraba lo que ellos llaman el dia del NO. (OXI). La breve historia del No, fue la respuesta que el gobierno de Ioannis Metaxas, 1940, dio a la exigencia de Benito Mussolini que se permitiera a sus tropas atravesar territorio heleno, a lo que el presidente Metaxas contestó con una negativa. Es un día de fiesta nacional.  

El Ministro de Exteriores era Yorgos Papandreu. Su padre había sido Primer Ministro y su abuelo, también. Los Papandreou , la familia política griega por excelencia. En esa época Papandreou era miembro del Partido Socialista griego, el PASOK. En 2015, renunció a ese Partido y fundó el Movimiento de Socialistas Democráticos.

En la actualidad el Primer Ministro es Kyriakos Mitsotakis, desde 2019, del partido Conservador, Nueva Democracia. La familia Mitsotakis, también conforma una dinastía de políticos griegos.

El Cuerpo Diplomático en esa época y supongo seguirá así, era muy numeroso, incluido la de las Embajadas latinoamericanas.

En Grecia encontré algunas similitudes con nuestra manera de ser. Gente abierta, cercana.  La Embajada, y la casa de la residencia, estaban ubicadas en un barrio que me recordó   zonas residenciales de Caracas, con mucha vegetación. Mucho verde. Atenas es una ciudad contemporánea y antigua. La parte anciana- histórica ubicada en lo que sería el centro de la Urbe, es Historia viva.

De tal manera que hubo que manejar muy bien los tiempos, para el trabajo diplomático y de relación bilateral, y el que había que dedicar a conocer más sobre su Historia, caminando por Atenas y por tantas otras ciudades.  Para mi trabajar en Grecia fue un fin de servicio de oro.

Mi responsabilidad como representante de Venezuela fue desde los inicios, llevar bien   Las relaciones bilaterales las cuales siempre habían sido amistosas y cercanas.  Grecia mantenía una Misión, en Caracas, con un Embajador y de igual manera, Venezuela siempre mantuvo un Embajador residente allí.

En los 50- 60 se estableció en Venezuela, una comunidad de griegos bastante importante. Se integraron al país, con entusiasmo y permanencia.  En Caracas, en la Florida, hay una Iglesia Ortodoxa y una asociación de griegos residentes. La Iglesia permanece. Gran parte de los inmigrantes regresaron a Grecia, con descendencia nacida aquí. En la época en que trabajé en Atenas, parte del personal local era griego-venezolano y por supuesto, bilingüe. Asimismo, estos migrantes crearon una asociación griego venezolana. Muy activa y creativa. Durante mi permanencia como Jefe de Misión, pudimos organizar actividades conjuntas.

En Grecia fue sencillo llevar a cabo actividades para dar a conocer más de Venezuela, en la capital y más allá.   

En este sentido se organizaron encuentros con representantes del sector comercial privado, para activar el intercambio comercial bilateral. Visitas de empresarios griegos a Venezuela y en el otro sentido.  

En el plano cultural la Embajada organizó la presentación de artistas venezolanos, músicos y pintores, con el apoyo de centros y asociaciones griegas. Ellos facilitaban espacios para que se realizarán estas actividades culturales. Debo decir que la acogida por parte de los griegos siempre fue positiva, con interés y de asistencia numerosa.

  En la gestión bilateral tuve la ocasión de visitar algunas ciudades importantes, sobre todo Universidades, ferias comerciales y centros culturales.  Siempre la parte griega demostró interés en que se acercaran más las relaciones entre los dos países. De manera que encontré un espacio receptivo para llevar a cabo actividades propias de una Misión Diplomática, con entes del Estado receptor, en beneficio del conocimiento recíproco. 

Tuvimos asimismo la oportunidad que nos ofrecía el Instituto Cervantes de Atenas, para organizar eventos y dar a conocer más sobre nuestro país, Ofrecimos charlas de Venezuela, su Historia y la venezolanidad. Pude asimismo comprobar que siempre hubo interés por parte de griegos de aprender nuestra lengua, conocí muchos helenos que hablaban bien la lengua de Cervantes y sin acento.  Una agradable sorpresa.

Durante el periodo en el cual me tocó servir en Atenas, la visita más importante de un representante de Venezuela, fue la del entonces Canciller Chaderton Matos, en el primer semestre de 2003.  Ésta se organizó con motivo de la presidencia de Grecia, del Consejo Europeo.  En esa oportunidad se realizó en esa ciudad la reunión del Grupo América Latina y del Caribe y la Unión Europea, para analizar, discutir y ampliar la cooperación entre ambas zonas. Además de los ya existentes acuerdos marcos y de asociación entre países latinoamericanos y países miembros de la UE.  Han pasado ya unos cuantos años y la relación entre ambas Regiones han tenido altos y bajos. En el año 2003, la relación era muy dinámica y de beneficio comercial y económico recíprocos.

En ocasión de la presidencia griega del Consejo Europeo Atenas 2003, se firmó el Tratado de Adhesión a la Unión Europea de Malta, Eslovenia, Hungría, Lituania, Eslovaquia, Republica Checa y Polonia.

En Grecia tuve la oportunidad única de conocer un país todo cultura, civilización, tradiciones e Historia.

El clima se presta para viajar por carreteras, casi todo el año. Cualquier sitio tiene Historia. Así que me sugerían leer y después visitar y ver lo leído, in situ. Fueron 4 años bien servidos y con mucho entusiasmo.

Trato de recordar un tanto de esos paseos y viajes por Grecia tierra firme y algunas Islas. Visite Tebas y pensaba en Edipo. En Yocasta, su madre y esposa, su padre Layo, sus hermanas e hijas, Antigona e Ismene.  Después de esa visita a Tebas, y como parte del Festival de Atenas, en verano, pude ver la representación de la tragedia de Sófocles, Antígona, en el Teatro de Epidavros, en el Peloponeso. En medio de un bosque y con una acústica única. Epidauros es visita obligada para quienes hayan leído las Tragedias de autores antiguos. En Atenas el Festival que presenta todo tipo de actividades culturales, se realiza en el Odeón de Herodes Aticus, un anfiteatro antiguo, en plena Atenas Antigua.

Por esas partes del casco más antiguo de la ciudad, se puede ir caminando hasta la colina de las Musas.  La prisión, una especie de roca donde estuvo preso y murió Sócrates. El Aeréopago, Peripatos, por donde caminaba Aristóteles e impartía clases.  El Ágora antigua y la Àgora Romana.  Y la Acrópolis, arriba, en una colina. Akri tis Polis.

 Asimismo, recuerdo el viaje por carretera hasta Termopilas. Pelion, en Tesalia en donde la mitología dice, se construyó la nave Argos, en la cual viajaron los Argonautas, a la Colquide , en la búsqueda del Vellocino de Oro.

Mas al Norte, en Macedonia, ves el Monte Olimpo. En Vergina se visita un monumento impresionante, el Museo túmulo donde está enterrado Filipo II de Macedonia y descubierto en 1977. También en la Región se pasa por Pela, donde nació Alejandro Magno de Macedonia. Y Estagira, de Aristóteles.

En la parte más oriental, en la mar Jónico, fui a la Isla de Odiseo Ulises, Penélope y Telemaco. Ítaca.” Cuando emprendas tu viaje a Ítaca pide que el camino sea largo, lleno de aventuras, lleno de experiencias” …  El poeta Konstantinos kavafis, un griego de Alejandria.

Por cierto, que conocí en Atenas a un griego de Alejandria, un cantante muy famoso hace unos cuantos años, Demis Roussos.  Recuerdo que además de ser un personaje, hablaba castellano muy bien y sin acento.

Visite varias veces Delfos, en la parte central de Grecia, para visitar el Templo de Apolo, el Auriga de Delfos y ver el Monte Parnaso. Si algo describe al sitio del Oráculo, es su fascinación. Es un lugar mágico, en el más amplio sentido de la palabra. Mágico.  

Micenas, en el Peloponeso, abriga ruinas arqueológicas patrimonio de la Humanidad. La puerta de los Leones, una Acrópolis y sitios funerarios.

La mitología dice que era el Reino de Agamenón. Hermano de Menelao, el esposo de Helena. La Ilíada. La guerra de Troya. Homero.

Olimpia y el Museo Arqueológico. La escultura de Hermes de Praxiteles. Partes del Templo de Zeus.  Y por esa ruta, de regreso a Atenas, la Arcadia. El Paraíso, en la Mitología griega. 

En el Golfo de Corinto está el sitio donde tuvo lugar la batalla de Lepanto. En Naupactos. En ese lugar hay una estatua de Miguel de Cervantes. El manco de Lepanto.

Por supuesto fui de nuevo a Corinto,” que bello sería que el Itsmo de Panamá fuera para nosotros lo que Corinto fue para los griegos”. Congreso Anfictiónico de Panamá. El Libertador Simón Bolívar. El Congreso Anfictiónico de Panamá.  1826. 

Fui a Creta para visitar el Palacio de Knossos. La mitología narra que allí vivía el rey Minos. Este mandó a construir un laberinto para encerrar al Minotauro. El Monstruo que se alimentaba de humanos, en sacrificio. Un tributo que debía pagar Atenas, para conservar la paz.  Lo venció Teseo, quien logró salir del laberinto, gracias al hilo que le hizo Ariadna, hija de Minos. Huyeron los dos. Teseo la abandonó, en la Isla de Naxos.

En algún momento fui a la Isla de Patmos. Una de las Islas del Dodecaneso (dodeka – doce), en el Egeo. Allí se dice que San Juan escribió una Revelación. El Apocalipsis. El fin del Mundo. Me gusta leer el Nuevo Testamento. Con excepción de esas Revelaciones. 

Durante ese tiempo en Grecia, siempre tuve un profesor con quien aprendÍ conocimientos básicos de ese idioma, difícil y poco melodioso.  Algoadquiri y siempre repaso las lecciones del libro de Griego actual. En época anteriores se hablaba una lengua más clásica, Katharevusa (kathara significa limpio. De allí proviene la palabra cataros). Después se modernizó la lengua, y se habla hoy el griego dimotiki.  Lenguaje del pueblo.

Cuando vives en ese país casi que es tarea noble, aprender algunas danzas o bailes locales. Se dan clases en escuelas públicas.  Me dio gusto sumar esa tarea a mi trabajo y también algo aprendí, en una escuela cercana.  Laikos Xoros. Bailes populares.

Por todos lados te acompañan campos sembrados de árboles de Olivo. Me fascinan los olivos. También es común ver por cualquier calle, plantas de romero. Árboles de naranjas y su perfume de flor de azahar. Y panales de abejas. La miel local es muy pura.

Ciertamente Grecia fue una responsabilidad y trabajo que disfruté durante toda mi permanencia. Trabajo diplomático bilateral constante y positivo.  Y la oportunidad de empaparme de esa cultura.

El último año de mi Misión, en 2004, fue el de las Olimpiadas Atenas 2004. Agosto 2004. Una experiencia imborrable. Ver de cerca los trabajos de construcción de sitios olímpicos, la Villa Olímpica, la instalación de un techo gigantesco en el Estadio, diseñado por el arquitecto español, Santiago Calatrava.  El Encendido de la llama Olímpica, en Olimpia. 

Las Olimpiadas además de ser el evento máximo del deporte, son una fiesta. Es un ambiente contagioso, por toda la ciudad. Ves gente de todas partes. Conocidas y público que va a los eventos deportivos. Se oyen lenguas distintas. Hay mucha comunicación y buen talante.

Atenas 2004 fueron las primeras Olimpiadas después de los ataques de 2001, en Nueva York. De manera que las medidas de seguridad fueron realmente extremas. Recuerdo que la compra de entradas para diferentes eventos deportivos hubo que adquirirlas meses antes, con un control estricto.

Por el cielo de la ciudad daba vueltas todo el día, un dirigible, un Zeppelin.  Para vigilancia y seguridad. Creo que fue un aporte de los Estados Unidos.

La representación de Venezuela fue medianamente numerosa. Participaron en muchas disciplinas. Compartí con muchos de los deportistas, en la Villa Olímpica. Asistí a varias competencias.  De todas las disciplinas para mi destacó el Maratón, los corredores salen de la ciudad de Maratón y la llegada es en el estadio antiguo Panatinaico, en el centro de Atenas.

Finalizadas las Olimpiadas, tienen lugar los Juegos Paralímpicos. La representación venezolana tuvo una participación excelente. Me sorprendió el entusiasmo de estos deportistas. No me lo esperaba.  Para mí fue una experiencia muy especial, poder ver a nuestros deportistas con limitaciones físicas, con tanta alegría y deportividad. 

Recuerdo que antes de los Juegos, hubo opiniones en alguna prensa internacional, que ponían en duda el éxito de estas Olimpiadas. Quizás dudaban de la profesionalidad y seriedad de los responsables griegos.  Dieron una gran lección con una excelente organización.  El origen  de los juegos Olímpicos. Nada menos.

Para mí fue asimismo el fin de la Misión diplomática, en la República Helénica. A los pocos días recibí el mandato con mi traslado a Caracas, y jubilación, de seguidas.

Fue una experiencia de trabajo diplomático amplia y diversa. La agradecí y agradezco, tantos años después.  

 Lisan Stredel Balliache

Egresada de la Escuela de Estudios Internacionales, UCV. 1966. / Concurso de Oposición para ingresar a la Carrera Diplomática, MRE 1967.

Cargos en el Servicio Interno, MRE, Dirección de Política Internacional, Dirección de Cooperación Internacional y Dirección de Recursos Humanos.

Cargos en el Servicio Exterior: París, Génova, Chicago, Bonn, San Vicente y las Granadinas, San Cristóbal y Nevis, Finlandia y Grecia,

Integrante de la Delegación de Venezuela a la Asamblea General de Naciones Unidas,1980-1984. / Representante Alterno ante el Banco de Desarrollo del Caribe, Barbados.1983-1984. / Ascendida a Embajador en 1989. Jubilada MRE, 2006.

@listredel

7 comentarios en «La República Helénica.»

  • el 16 de noviembre de 2021 a las 11:16 AM
    Enlace permanente

    Felicitaciones por la bella carrera diplomática
    Rosa Elena Garcia Escorihuela

    Respuesta
  • el 16 de noviembre de 2021 a las 3:22 PM
    Enlace permanente

    Felicitaciones por tan bella carrera Diplomática, destacando sitios historicos visitados por ud. en Grecia, durante su mision en el pais helenico, recordando las lecturas de la Iliada, Troya, tambien creo que Francisco de Miranda al visitar Grecia, es ciudadano universal, destacado en Paris, lucho en Rusia. Trajo la primera bandera a Venezuela. Creo que Venezuela es un gran pais, los venezolanos destacados en deporte. Aunque Embajadora creo que las sanciones han traido penurias a nuestro pueblo, una injerencia del exterior, perdone que opine trayendo escasez de alimentos, medicamentos. Dios bendiga a Venezuela

    Respuesta
  • el 16 de noviembre de 2021 a las 6:49 PM
    Enlace permanente

    Decía Bolívar “que bello que el Istmo de Panamá fuera para nosotros lo que Corintio para los griegos” nuestro Libertador soñaba con la integración de América. Hoy con esta pandemia que sufre la humanidad, Venezuela no escapa a esta situacion de salud, afortunadamente llegaron las vacunas, la Sputnik v, las vacunas chinas, no obstante hay que seguir las normas de bioseguridad. Me gusto mucho tambien el reportaje de la Reina Isabel II de Inglaterra, a sus 95 años camina con bastón, asistiendo a los actos propios del Reino Unido, aunque por razones de salud no ha podido asistir a varios actos.

    Respuesta
    • el 16 de noviembre de 2021 a las 9:51 PM
      Enlace permanente

      Gracias.Por su amable comentario.Agradecida. LisanSB

      Respuesta
  • el 16 de noviembre de 2021 a las 6:50 PM
    Enlace permanente

    Bellísima e inspiradora experiencia en Grecia. Gracias por compartir.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *