JOAQUIN CRESPO, PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

Víctor Mendoza Coronado

Encargo varias Vajillas de loza y de porcelana para su mesa, que nunca uso.

         Hablar de la importancia de la preparación y organización de banquete de gala, almuerzos, desayunos entre otros, el servicio del Protocolo Diplomático debe estar a la altura de una organización, coordinación supervisión y ejecución de los desplazamientos de los asistentes del Protocolo y sobre todo del personal de logísticas de las agencias de festejos que se involucran por lo general en esto tipo de evento.  Nada puede fallar. Cuestión de Estado si se tiene en cuenta que la de Palacio es la única cena de gala que se organiza en honor de un mandatario extranjero. Miraflores, sede de la Presidencia de la Republica, Casa Amarilla o Residencia Presidencial La Casona, son escenarios donde se ofrecen los Banquetes de Estado, con la tarjeta de invitación de formalidad correspondiente a la investidura protocolaria.

             Ahora bien, Los Presidentes de turno en nuestra querida Venezuela, siempre han recibido en visita oficial a Jefes de Estados Extranjeros, Príncipes y Reyes.  La Cancillería venezolana es la responsable de organizar el programa oficial de visita donde se incluye bien sea un almuerzo o cena honor del ilustre visitante.  La lectura forma parte de la formación de un pueblo.  Hay que recordar que en el mundo no hay gente ineducada, la gente está educada sólo que hay mucha gente que está mal educada.     El comentario de hoy, nos lleva recordar, a un personaje JOAQUIN CRESPO, que ocupó la Presidencia de la República en dos ocasiones: 1884-1886, prestando el Juramento de Ley el 27 de abril de 1886.  El otro Período lo llegó a cumplir 1894-1898; juramentándose el 14 de marzo de 1894.  Natural de la Población de San Francisco de Cara del Estado Aragua, su nacimiento se produce el 22 de agosto de 1841 y muere en La Mata de la Carmelera en el estado Cojedes, cuya capital es San Carlos de Austria, ultimado por un francotirador justo el 16 de abril de 1898.  Sus restos reposan en el Cementerio General del Sur.  

            Sin embargo, hoy queremos destacar solamente la importancia que tienen las Vajillas que se mandan hacer los Jefes de Estado, en el caso del General Crespo, quien fuera varias veces Presidente de Venezuela y devoto del General Antonio Guzmán Blanco, cuyos gustos emuló, mandando hacer varias vajillas de loza y porcelana para su mesa.  En consecuencia, dos de ellas tienen relevancia una, aparte del monograma “JC”, lleva una cinta donde se lee “Maracay” y perteneció a unas de sus Haciendas, y la otra, que además del citado monograma lleva la mención “Miraflores”, estaba destinada al Palacio de Gobierno que, por cierto, pensaba inaugurar pero que nunca uso, pues antes murió en la Batalla antes mencionada.

            Pero lo cierto es que, es así como hoy traemos este comentario sobre un hombre:   Caudillo militar y político; que condujo la Revolución Legalista en 1892 y alcanzo a ejercer la Presidencia de la Republica en dos oportunidades, mandándose hacer varias Vajillas de loza y de porcelana de fabricación italiana de Richard Ginori, fundada en la ciudad de Florencia en 1735 para su mesa, que nunca usó

Que así sea.

Víctor Mendoza Coronado

Colegio Nacional de Periodista N° 23782.

Director de Publicaciones de la Organización Internacional de Ceremonial y ProtocoloOICP, Madrid, España.

Presidente del Centro de Coordinación de Ceremonial y ProtocoloCECOCEPRO-VENEZUELA

vmendozacoronado@yahoo.com

@mendozav018

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *