En nuestro primer editorial de este año, señalábamos que el 2022, había comenzado movido, ya casi finalizando el 2022, cierra de la misma forma. En un breve repaso por los principales acontecimientos observamos que, aunque el COVID 19 no ha desaparecido, en prácticamente todo el planeta se han ido relajando las medidas sanitarias para su control.

El evento que ha marcado el año ha sido la invasión rusa a Ucrania, ocurrida en febrero y que aun se mantiene, a pesar de la condena de la mayoría de los países del planeta. Es importante resaltar que se están investigando evidencias de crímenes de guerra cometidos por las tropas invasoras.  A pesar de esto la población y el ejército ucraniano han resistido de forma heroica, con el apoyo económico y de equipo militar proveniente de Europa y Estados Unidos.

Muchos analistas consideraron, al principio, que la incursión militar de Rusia seria rápida y que terminaría con la colocación de un gobierno pro-ruso en Kiev. Que las autoridades ucranianas huirían sin mayor resistencia, como sucedió en Afganistán unos meses antes, debido a la superioridad militar rusa, sin embargo, eso no sucedió.

Entre otras noticias relevantes, señalaremos la caída del gobierno de Afganistán y la huida masiva y caótica de extranjeros y afganos vinculados a occidente, ya que luego de 20 años los talibanes recuperaban el poder. Las protestas en Irán, que se prolongan por más de tres meses luego de que en manos de la “Policía de la Moral”, falleciera una joven por no usar el velo, que las autoridades religiosas obligan.

Por otra parte, China también ha sido noticia ya que se ha producido mucha tensión por el caso de Taiwán, quien cuenta con el apoyo de los Estados Unidos y la reelección de Xi Jinping en el Congreso del Partido Comunista Chino, lo cual lo convierte en el líder chino más poderoso de la historia reciente. Otro hecho importante de señalar son las protestas ocurridas en varias regiones contra las medidas restrictivas producidas por la política “Cero COVID”.

De igual forma, se debe destacar, la amenaza a la paz mundial que constituye las continuas pruebas de lanzamientos de misiles balísticos por parte Corea del Norte, cada vez mas cerca de Corea del Sur, incluso de Japón.

El tema del Cambio Climático cierra a pesar de la Cumbre en Egipto, sin muchos avances. Donde sí se están produciendo cambios es en el Reino Unido, luego del fallecimiento de la Reina Isabel II, después de más de 70 años de reinado.

Con el triunfo de Argentina, sobre Francia, finaliza el polémico mundial de Catar, siendo un éxito en lo deportivo, pero con muchas críticas desde la asignación de la sede, pasando por la construcción de los estadios y la infraestructura del Mundial de Futbol.

En nuestro hemisferio, se celebraron las elecciones de medio termino en Estados Unidos, donde el presidente Biden y su partido Demócrata, lograron mantener la mayoría en la Cámara del Senado y perder por poco margen la Cámara de Representantes, a pesar que los pronósticos señalaban un arrase de los candidatos del partido Republicano, en ambas Cámaras.

En América Latina, específicamente en Colombia y Brasil, se realizaron elecciones, que requirieron segunda vuelta. Con resultados estrechos que demuestran lo polarizado y dividido de que se encuentran las sociedades en nuestros países y que hace prever nuevas crisis políticas en la región. En el caso de Chile, la población rechazo por amplia mayoría la propuesta de modificación de la Constitución

Lamentablemente continua la crisis en Haití, que lo convierte en un pais fallido. Situación parecida en Cuba, donde a pesar de la represión, los cubanos, han salido a manifestar su malestar ante la situación general por lo que están solicitando cambios. En Venezuela continua la crisis política, económica y social, que ha traído como consecuencia la salida masiva de venezolanos, hacia otros países, algunas organizaciones internacionales que trabajan el tema, calculan que más de siete millones de venezolanos han emigrado.

Un comentario sobre la situación política de Perú, donde después que el expresidente Castillo intento reeditar el golpe de Estado de Fujimori, cuando en una intervención ante los medios de comunicación, manifestó que estaba disolviendo el parlamento y que gobernaría por decreto, acto que no conto con el apoyo de las instituciones, ni del pueblo peruano. Por lo que Castillo fue destituido por el Parlamento en pocas horas y encarcelado.

Finalmente, causa sorpresa en el caso peruano, la actitud y las declaraciones formuladas por los presidentes de México, Colombia, Argentina y Bolivia, sobre la destitución de Pedro Castillo, lo cual constituye una injerencia en asuntos internos del Perú, colocando los intereses ideológicos por encima de principios del derecho internacional.

Deja una respuesta