En Venezuela, la primera quincena del año ha resultado ser muy noticiosa, comenzando por los enfrentamientos de grupos irregulares armados que actúan al margen de la ley, dejando trágico saldo de personas fallecidas y heridas en la población de Barrancas del Orinoco, un evento parecido sucedió al sur del estado Apure, en la frontera con Colombia; el resultado negativo obtenido por el chavismo en la irregular repetición de las elecciones en el estado Barinas a pesar del ventajismo del gobierno a través de la utilización de los recursos públicos; el avance de la pandemia proveniente de China, que continua infectando y matando a decenas de miles de venezolanos, en medio de la opacidad y poca credibilidad de las cifras oficiales; la nueva suspensión del voto de Venezuela ocurrida en la ONU por falta de pago a la Organización, así como a los funcionarios acreditados en el exterior, tampoco les pagan sus salarios y lo mas reciente, la posibilidad planteada por el vicecanciller de Rusia de enviar tropas a Venezuela.

Sobre este ultimo tema queremos hacer algunos comentarios ya que resulta insólito, que Rusia quiera utilizar a Venezuela como una especie de peón en su juego de ajedrez geopolítico. El señor Putin, lleva mas de veintiún (21) años en el poder tiempo en el cual ha modificado las leyes para permitir controlar las instituciones y poder ser relegido de forma vitalicia, de esta forma acabo con la democracia en Rusia. En lo interno, desde hace varias décadas ha estado eliminando a todos los posibles rivales políticos y en lo externo continua buscando recuperar la influencia rusa en las exrepúblicas soviéticas, Por mencionar algunos casos de injerencia rusa en Georgia, en Rumania, en Lituania y el resto de los piases Bálticos, recientemente la actuación en la crisis política de Kazajistán (la exrepública soviética de mayor dimensión territorial) donde enviaron tropas y la «joya de la corona» que para Rusia es Ucrania.

En Ucrania, los rusos desde hace varios años se han venido cumpliendo con su estrategia que tiene por objeto la desestabilización y desintegración de su vecino, hemos visto como en la frontera entre Rusia y Ucrania se han formado milicias pro-rusas que son armadas y financiadas por los rusos, que mantienen una guerra de baja intensidad con las tropas ucranianas en la zona. El primer paso de este «plan ruso» ya fue cumplido cuando lograron la anexión de la península de Crimea a Rusia.

En los últimos meses las alarmas se encendieron en Ucrania, en la Unión Europea y Estados Unidos, debido a la importante movilización de tropas y equipos militares rusos en la frontera, con lo cual existe un eminente riesgo de conflicto bélico, que ha provocado declaraciones ca. El caso es que la mayoría de los Ucranianos quieren vivir en libertad y democracia, además quieren pertenecer a la Unión Europea, con lo que dejarían de estar bajo la influencia de los rusos y ellos consideran que esto es una amenaza a su seguridad,

Algunos analistas han calificado esta declaración del funcionario de la cancillería rusa sobre el envió de tropas a Venezuela como «una fanfarronada» que solo busca poner mas presión a los piases occidentales con respecto a la situación en Ucrania. Sin embargo, es importante resaltar que una declaración de este tipo, en la cual se pretende involucrar a nuestro pais en un eminente conflicto, en el cual no esta en juego ningún interés nacional, requiere asumir una posición clara. Por lo tanto esperamos que se produzca una declaración por parte de la Cancillería y la Fuerza Armada, rechazando de forma contundente esta posibilidad ya que viola nuestra soberanía y la Constitución. De lo contrario se podría pensar que existe complicidad.

Finalmente esperamos que este movido comienzo en Venezuela, sea el inicio de los cambios que el pais requiere.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.